Tema 4 :: Riesgos del medio ambiente de trabajo
 Reconocimiento, evaluación y control. Ruido

El ruido es un conjunto de sonidos no deseados que molestan al individuo que los percibe.


El sonido viene caracterizado por la frecuencia y la intensidad.


La frecuencia nos indica "cómo" es el sonido mientras la intensidad nos informa de la "cantidad de sonido".

En otras palabras:

 FRECUENCIA

La frecuencia determina el tono de un sonido y permite diferenciar entre sonidos graves (de baja frecuencia, como por ejemplo un trueno, la bocina de un camión, etc.) de los agudos (de alta frecuencia, como ejemplo el que produce un silbato).

La frecuencia de un sonido se mide en hertzios (Hz). El oído humano puede percibir sonidos de frecuencia entre 20 y 20.000 Hz

 INTENSIDAD

Es la "fortaleza" que puede presentar un sonido.

No es igual el ruido generado al golpear suavemente con un martillo sobre una mesa que hacerlo de una forma más enérgica; de igual forma no es igual susurrar que gritar.

En estos ejemplos se puede observar la diferencia de frecuencia del ruido.

La intensidad de un sonido se mide en decibelios (dB):

 

El oído humano, por su estructura, resiste mejor los ruidos graves que los agudos.

El tenedor que chirría en contacto con el plato (sonido agudo) nos hace más daño que el ruido de un motor diesel (sonido grave). Esta diferencia de resistencia del oído humano se tiene en cuenta a la hora de evaluar la exposición a ruido.

En general se utiliza el decibelio A -dB(A) cuando queremos medir un ruido tal y como lo está percibiendo el oído humano.